viernes, 12 de septiembre de 2014

Mamá

Me acuerdo mucho de un poema que recitábamos por ahí de los años.... (ya ni quiero acordarme)
Iba mas o menos así:

Madre querida
Madre adorada
Vamos al cine
Y tu pagas la entrada.

Wow! Yo lo decía en broma! jaajaaaa!! pero veía como que a mi mamá le causaba muy poquita gracia, dicho sea de paso mi mamita no tiene mucho sentido del humor, pero esa es otra historia. El caso es que yo vivía segura de que era un poema muy gracioso. Hoy lo sigo viendo así, porque si de algo me jacto, es de ser muy simplona y reírme de todo, pero hoy también veo que ese poema es la verdad neta del planeta!

Ah! como cuestan esas criaturas consumistas, que barbaridad! Si vamos al oxxo por jamón ellos empiezan "cómprame un chicle, unos chetos, un gatorade, una dona, una revista y luego hasta café quieren los angelitos. Que si es al súper pues siempre se les quiere quedar pegado un juguete o una golosina en las cajas, que si es a Liverpool unos chocolatitos, una faldita "herrrrrrrmosa" o un jueguito para el  xbox; y en el cine ni se diga!!!! OJALA pagáramos solo las entradas!, a eso le siguen las palomas, la baguette, la crepa, el mega refresco, y "algo dulcecito para el final no?" el caso es que uno siempre termina bailando con 20, 80 o 200 pesos de más.

Sin embargo, ahora que veo menos a mis hijos, créanme que con gusto comería frijoles de lunes a viernes para poderlos llevar a cine los sábados. Y es que ese es el sentido de ser madre: ENTREGAR SIN PEDIR NADA A CAMBIO.
Yo que siempre me consideré egoísta me asombro realmente de la capacidad amativa y entregativa que tiene mi corazón para con mis hijos. 

Cuando era adolescente me parecía muy normal que mi mami me prestara sus cosméticos y su ropa, (zapatos no porque yo calzo del patorce) sin embargo yo ni soñaba con prestarle algo a ella.  Hace poco fui a un concierto de Scorpions y me compré una playera padrísima, rosa llena de brillitos y con el nombre del grupo... pues que creen? que desapareció un día y la perdí de vista como un mes. Cuando la volví a ver la vestía mi Sofi y lejos de molestarme me encantó vérsela puesta y verificar que para bien o para mal, tiene los mismos gustos que su madre. Y quien creen que se quedó con la playera? Obvio!

Les mando un super abrazo a todas las mamas, pásenla muy bien y sigan entregando su corazón todos los días.

Au revoir!

 10 mayo 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes edudas, comentarios, experiencias similares? Platicanos!