viernes, 12 de septiembre de 2014

yo acuso

Hace unos días Ricky y yo estábamos recordando los años maravillosos de la prepa, en la etapa de la libertad sin obligaciones, de la simpleza sin presiones, de las ilusiones sin heridas, ¡Quien pudiera realmente valorar en su momento la dicha de la juventud antes de la emancipación!
Cuando uno es joven solo jalas pa'lante y no quieres detenerte a saborear la vida como lo hacemos muchos años después. ¡Es muy natural, hasta los animalitos viven con prisa de salir de la madriguera! 

En fin, cuando estaba en tercero de prepa la maestra de la clase de Danza nos dejó como proyecto de fin de curso 2 bailables que presentaríamos en el auditorio de la escuela, uno de ellos lo iba a dirigir ella y se trataba de Zorba el Griego, el otro debía ser de nuestra inspiración, recuerdo que todas estábamos emocionadas, ¡un baile grupal luciría increíble! teníamos que pensar en la música, la coreografía, el vestuario... en fin, toda una aventura musical,  jajaja! o algo así pensábamos. Cuando por fin nos pusimos de acuerdo elegimos una canción llamada "nowhere fast" (totally eighties y soundtrack de la película Streets of fire) y manos a la obra! Durante dos o tres meses estuvimos ensayando en cualquier momento, en cualquier descanso, nuestro salón era muy grande y quedaba libre la mitad del espacio así que ahí nos poníamos a ensayar, a veces en el patio de danza y a veces en la casa de Lulú, que dicho sea de paso fue sede de vaaaarias fiestas durante ese año, y fue precisamente ella, Lulú Peña nuestra mayor aportadora de pasos de baile porque tomaba clases de jazz y la otra fue Rebe Dz, hoy mi queridísima comadre. Eso si, todas opinábamos: "¿y si le hacemos así mejor?" , "y si salimos de este lado?", "¿y si nos agachamos aquí?", bueno estábamos coperativisimas, y como ensayábamos en el salón hasta los niños (ya ni tan niños) se aprendieron los pasos, ellos no tomaban esa clase (estaban en teatro aprendiendo a disimular), pero se sabían los dos bailes, el griego y el moderno. Finalmente el día de la presentación llegó, todas estábamos peinadas y arregladas, listas para enfrentar a la audiencia quien nos aplaudió increíble porque a pesar de los nervios ¡todo salió de maravilla!
En el recuerdo y corazón de todas quedaron grabados esos días.

Pero volviendo al presente, no cabe duda que si un ídolo se cae también se cae una ilusión. 
Pues ahí estábamos el Ricky y yo oyendo música y de repente que sale Nowhere Fast, 'pa pronto que me paro a bailarla cual Bamby recién parido y a explicarle a Ricky toda emocionada como le hacíamos, "y que así, y que salíamos de cada lado cual gacelas, y que luego le hacíamos así y que la vuelta..." Y ahí estábamos risa y risa cuando Ricardo Lee me dijo algo con un tono y una faz que me dejó impactada porque lo que oí no fue una burla, no fue una broma, y me quedó claro que le costó trabajo decirlo.

Fue la revelación de un secreto ¡eso fue! :
 Ay mi amor.... ¡Se veían re chistosas!" ....  (Grillos)

Que????? Re chistosas???? De pronto tooodo el recuerdo de coreografía triunfal se me resbaló por una escalera imaginaria hasta el Piso # 2: Departamento de circo, payasos y bromas. 
Hasta la risa se me cortó.

Así que este más que un relato es un YO ACUSO.
Lulú, Carla, Carolina, Rosario, Norma, Mircell, Tere, las dos Rebecas, las dos Susanas y yo...chistosas.... (Más grillos)...aunque debe habernos apreciado mucho, como para haber callado todo este tiempo su opinión.

Después de unos días ya lo asimilé, y amo a mi Ricky más que nunca por sincerote aunque haya despepitado su secreto.

Descripción: https://lh5.googleusercontent.com/-weTyFENZ04I/UxyOkcHvNyI/AAAAAAAAJmo/6slfth3DNhg/s320/blogger-image--195401366.jpg


https://img2.blogblog.com/img/video_object.png

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tienes edudas, comentarios, experiencias similares? Platicanos!